Home Cine Vivo Mockumental

Warning: Parameter 1 to modMainMenuHelper::buildXML() expected to be a reference, value given in /home/rvivo/public_html/pagina/libraries/joomla/cache/handler/callback.php on line 99
Mockumental PDF Imprimir E-mail

Si bien es muy probable que hayan visto alguna vez un film de este estilo, a partir de ahora lo podremos definir con su propio término. El vocablo Mockumental deriva del inglés mockumentary, que a su vez procede de la palabra mock (sátira, falsedad, imitación) y documentary.

En realidad, son películas que cuentan una historia ficticia a modo de un documental real. ¿Les suena? Probablemente ya empiecen a imaginarse algunos títulos, puesto que muchos de los films pertenecientes al movimiento son de extrema popularidad dada su originalidad, su particular estilo narrativo y un montaje que siempre resulta efectivo.

Con más películas de las que pudieran imaginarse, otra de sus características es que la cámara está situada como testigo principal de los acontecimientos, generando algunas secuencias muy interesantes. Desde viejos a nuevos, desde muy poco conocidos a otros de mucha popularidad, hacemos ahora un repaso por algunas de las películas más destacadas del género Mockumental.


Zelig, de Woody Allen (1983)

Aunque muchos determinan a Spinal Tap como la primera película del género, lo cierto es que un año antes del estreno del falso documental sobre una banda de heavy metal, Woody Allen hizo esta fantástica comedia que cuenta la historia de Leonard Zelig, un hombre que tiene la increíble capacidad de cambiar su apariencia adaptándose al medio en el que se desenvuelve. Así, mientras esté con judíos le crecerá la barba, o tendrá la posibilidad de intercambiar golpes con el boxeador Jack Dempsey e incluso, le permitirá estar en la plataforma del discurso de Hitler en Nuremberg como un nazi más.

La increíblemente graciosa historia del hombre camaleón es algo así como El ciudadano Kane de Allen. Rodada en blanco y negro, la presentación en forma documental es un plus de comedia muy efectivo, incluyendo algunas novedades técnicas muy interesantes (como la superposición de imágenes que permiten al director estar en el palco con Hitler). Aunque no demasiado popular, esta crítica hacia una sociedad norteamericana completamente vacía y a medios de comunicación ávidos de sucesos sobrenaturales, Zelig (co protagonizada por la gran Mía Farrow) es una de las mejores cintas de este realizador.


Cloverfield, de Matt Reeves (2008)

Mezcla de ciencia ficción con cine catástrofe, Cloverfield es toda una aventura para aquellos que soporten los constantes movimientos de cámara y los planos desprolijos. La película cuenta cómo un monstruo ataca a la ciudad de Nueva York, mientras un grupo de chicos que hacían una fiesta deciden registrar todo lo que sucede. Producida por J.J. Abrams (el creador de Lost ) está plagada de homenajes: desde la similitud del monstruo con Godzilla , hasta la relación directa con la coreana The Host .

Desde el punto de vista narrativo, presenta algunas cosas inusuales: la historia no se centra en la batalla contra el nuevo visitante, sino en la huida de los jóvenes y todo lo que captan con la cámara; el monstruo nunca se ve completamente sólo algunas tomas lo registran durante pocos segundos; la cámara en mano le agregó un inusual efecto de adrenalina que aunque para muchos fue el mayor hallazgo, otros simplemente no lo toleraron. A poco tiempo de haber sido estrenada, Abrams ya declaró que quiere hacer una segunda parte, aunque todavía no hay informaciones oficiales al respecto.

Trailer en español:



El proyecto Blair Witch, de Daniel Myrick y Eduardo Sanchez (1999)

Seguramente todos ustedes la vieron; todavía quedan en la memoria escenas como la de la carpa o ese sorprendente final que te dejaba completamente obnubilado, con la sensación de haber vivido una rara experiencia. El mayor acierto de El proyecto Blair Witch fue sin duda la explotación de un recurso que empezaba a ser cada vez más masivo: Internet. Durante meses previos al estreno, los realizadores plagaron la red con páginas que contaban la historia de tres estudiantes de cine que habían desaparecido en los bosques de Burkittsville mientras investigaban una leyenda urbana. Con más dudas que concreciones, cuando se estreno en cines, la inseguridad acerca de la verosimilitud de los hechos hizo un aporte fundamental.

Para crear esta atmosfera, los actores sólo recibieron un guión de 35 páginas y fueron liberados en el bosque junto con su cámara para registrar todo lo que les sucedía. No sólo un presupuesto irrisorio, sino la inteligente promoción y sus efectivos recursos han convertido a El Proyecto Blair Witch en una verdadera película de culto.

Trailer:



Borat, de Larry Charles (2006)

Estamos en presencia de uno de los personajes políticamente más incorrectos. La comedia homónima que protagoniza el creador del “segundo periodista más conocido de Kazajistán”, Sacha Baron Cohen es un gag negro tras otro. Desde la concepción de la familia hasta sus creencias religiosas (Borat odia a los judíos aunque en realidad el propio Cohen es de esa religión) muestran a un ser racista, inculto, ignorante, pero con una desbordante felicidad e ingenuidad. Durante la película vemos como el periodista viaja hacia Estados Unidos para “aprender de su cultura” y trasladarla a su país. Pero todo se arruina cuando Borat se enamora de Pamela Anderson y decide salir en su búsqueda. Humor incorrecto, racismo y un fantástico retrato sobre la sociedad norteamericana hacen de esta película una comedia mucho más inteligente de lo que en principio aparenta.


Rec, de Jaume Balagueró y Paco Plaza (2007)

Cuando la reportera Angela y su camarógrafo Pablo viajan hasta un cuartel de bomberos para una nota del programa “Mientras usted duerme” nunca imaginaron que la llamada para calmar los gritos de una señora terminaría en un aislamiento del edificio y la huída hacia lugares que monstruos similares a zombies no pudieran alcanzar. Esto es lo que cuenta Rec . La incertidumbre respecto a lo que sucede, la cámara (el espectador) como un personaje más y el gore al que recurre hacen de esta cinta una experiencia difícil de igualar. Con un presupuesto de 1.5 millones de euros, recaudó más de 33 millones de dólares y derivó en una remake norteamericana (Quarentena de reciente salida en DVD) y una secuela que se estrenará a fin de mes. Ganadora de 2 Goya (los Oscars españoles) y premiada en Festival de Sietges, Rec consolida el buen momento que pasa el cine de terror en España.

Escena de mucho suspenso (spoiler):